Imprimir esta página
Miércoles, 29 Enero 2020 19:35

Guacolda, el nuevo cluster para Chile

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Guacolda, junto con Leftraru, forman el cluster computacional más poderoso que posee Chile para hacer más y mejor ciencia, para que las agencias del Estado puedan planificar y tomar decisiones con mayor información y para que la industria nacional pueda ser más competitiva.

guacolda

La supercomputación es una herramienta necesaria para el desarrollo de un país, tanto en lo científico, como en lo industrial y las políticas públicas. Cada día más, se usa esta herramienta para estudiar, diseñar, modelar y analizar sistemas complejos. Por ejemplo, la simulación del clima por los próximos 50 años en la zona central de Chile, es sólo realizable con modelos sofisticados y muchas simulaciones de posibles escenarios futuros. En otro orden de cosas, el diseño de nuevos fármacos requiere explorar un gran espacio de posibles configuraciones para reducir aquellas que pudieran ser efectivas, para posteriormente, ir al laboratorio con este número reducido de posibilidades. Estos dos ejemplos nos muestran las infinitas posibilidades que nos da la supercomputación. Otra categoria de ejemplos son aquellos donde en realidad estamos explorando una gran cantidad de datos y no conocemos muy bien cómo modelar la variabilidad observada. Para poder entender estos datos que suelen ser multidimensionales, se usan herramientas de Machine learning que requieren también supercomputación, no sólo por el gran volumen de datos, sino que también se necesita clasificarlos en tiempo real. Un ejemplo de ello es el estudio de objetos astronómicos o la optimización del transporte de una gran ciudad como Santiago.

El NLHPC (Laboratorio Nacional de supercómputo) es una iniciativa de un grupo de universidades chilenas más REUNA, que avisoró hace 10 años las necesidades que Chile tendría en los años venideros en supercomputación. Primeramente, gatillado por necesidades que vienen de varias ciencias, se propuso instalar en Chile una infraestructura computacional que diera solución a una demanda creciente por cálculo científico. Después de diez años, este laboratorio asocia a más de 30 instituciones del país, donde las principales universidades de Chile y centros de investigación avanzados comparten de manera equitativa esta infraestructura. Junto a ellos, varios organismos del Estado también usan estas capacidades para mejorar sus diseños, analisis y planificación de una serie de desafíos que enfrentan. Cabe destacar aquí, iniciativas del Ministerio de Obras Públicas, Ministerio de Bienes Nacionales y el Servicio Agrícola y Ganadero, quienes ya usan la supercomputación en varias de sus problemáticas. Por otro lado, la industria nacional también se suma a esta iniciativa, usando la supercomputación para explorar nuevos productos, mejorar y optimizar sus procesos, y estudiar y evaluar futuras grandes inversiones. Ello ocurre, por ejemplo, en la gran minería o el Retail, pero también en el transporte aéreo y marítimo, en la industria del vino y del salmón, por mencionar algunos.

El 17 de enero recién pasado, inauguramos Guacolda, el supercomputador más poderoso de Chile que se suma a Leftraru (inaugurado el 2014), para formar la infraestructura que permite avanzar a más de 300 usuarios que día a día necesitan usar la supercomputación para mantenerse al día, ya sea en lo científico, industrial o gubernamental. Este cluster conjunto ofrece una capacidad de cómputo de 260 Teraflops, algo así como 260 billones (chilenos) de cálculos por segundo, ofreciendo unas 45 millones de horas de cómputo al año. Un año (no bisiesto) tiene 8.760 horas, por lo que Guacolda-Leftraru puede computar en un año, lo que se podría calcular con un PC normal en 5.200 años aproximadamente. Para ofrecer esta capacidad de cómputo, Guacolda-Leftraru no sólo es una recopilación de muchos procesadores (5.236), sino que además, tiene un sistema de interconexión entre ellos de alta velocidad y baja latencia, junto con una gran capacidad de memoria.

Para el uso de este cluster, es necesario postular a tiempo de cómputo a través de nuestra página web http://www.nlhpc.cl/es/, donde debe ingresar una serie de datos para la evaluación de su postulación. Una vez asignados los recursos obtenidos, todas las corridas de sus programas se hacen de manera remota, en un sistema de colas, que hace que todos los usuarios tengan la misma prioridad, independiente de la institución a la que pertenece.

Un aporte nuevo al país es el reciente convenio sostenido por Chile y Copernicus (de la comunidad Europea), que permite acceso gratuito a imágenes satelitales de Chile. Tanto el repositorio de Copernicus Chile, como Guacolda-Leftraru están albergados en el Data Center de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Universidad de Chile, permitiendo de esta manera, que aquellos que necesiten esta información satelital para sus problemas, puedan acceder muy rápidamente desde este repositorio que se encuentra en su fase experimental. El tercer elemento que se suma a esta ecuación es GEONODO, una herramienta de análisis y gestión de información que desarrolla el Ministerio de Bienes Nacionales y que pone a disposición de las instituciones que lo requieran.

Visto 154 veces

Lo último de IDE Chile